CAPITULO I – No nos dejemos robar la Esperanza

PROYECTO HUMANISTA DE FORMACIÓN POLÌTICA

                                                          

Coordinación 

Luis Francisco Verano Páez 

Mariela Emperatriz Estrada*

Preámbulo

“Desde que amanece hasta la noche la élite y sus medios de comunicación difunden el miedo y el odio a la vida del pueblo: estimulan  el dolor y sufrimiento como castigo divino; falsean la realidad afirmando que gracias a los ricos comen los pobres; adulan a las corporaciones nacionales y transnacionales como salvadoras del país; criminalizan, y encarcelan a los que reclaman justicia; quien denuncie el crimen institucionalizado es declarados terrorista, comunistas, populista o guerrillero; justifican la acción del terrorismo de Estado; asesinan a los defensores de derechos humanos;  expropian derechos de los sectores populares; desplazan y expropian a millones de familias; compran elecciones, leyes y la complicidad de la justicia; atemorizan a la sociedad con intervenciones militares extranjera si desobedecen a sus jerarcas. 

Lo anterior es una breve síntesis con lo cual las burguesías han pervertido la Democracia Real.

 Antecedentes

Concluida la II guerra mundial y el triunfo  de los aliados sobre “fascismo- nazismo -nacional socialismo hitleriano” que causo alrededor de setenta (70) millones de muertos,  las potencias  vencedoras, Rusia, Francia, Inglaterra y Estados Unidos acordaron  el establecimiento del Estado de bienestar  como gestor del Bien Común, y la “Economía Social de Mercado”, en la perspectiva  de evitar nuevas conflagraciones y cataclismos mundiales, acuerdo que tuvo vigencia por veinte o treinta años, durante la  reconstrucción de Europa.

A partir de entonces los la élite capitalistas y banqueros decidieron eliminar el Estado de Bienestar e imponer lo que han llamado “modelo neoliberal”, inaugurando un mundo sin Estados, sustituido por  “libre mercado”.

Viva el capitalismo… Muera el Humanismo-

¿Ese es el reto superior del Siglo XXI:

O defendemos el Humanismo. O nos sepulta el Capitalismo?.

 Introducción

 A solo dos décadas del siglo XXI, la vida en el planeta  se halla profundamente amenazada, por la acción  de una ínfima minoría de personas  obsesionadas por apropiarse de los bienes y riquezas  naturales, expropiando a las mayorías de los pueblos del derecho a la tierra, el trabajo, la producción de riqueza,  la educación, la salud, la vivienda, la seguridad social, la paz, y en síntesis la justicia social.

El analfabetismo cultural, ético, moral y político ha sido el instrumento más eficaz  con el cual las élites dominantes matan la esperanza, aspiraciones y luchas de las mayorías,  populares convirtiéndolo en dóciles sirvientes al punto que entre más los oprime y explotan más aman y adoran a su verdugos, endiosándolos hasta  sacrificarse por verlos sentados en el trono del poder económico y político.

Objetivo general

El Proyecto Humanista de Formación Política se propone contribuir a  la motivación de la sociedad en general  y en particular al liderazgo social, económico, cultural, científico y político,  sobre la necesidad de  ampliar sus conocimientos culturales éticos y morales sobre su responsabilidad de asumir y enfrentar con profundo sentido humanístico las causas que agravan el deterioro de  la dignidad humana.

Objetivos específicos

1º. Contribuir a motivar el interés de los ciudadanos por conocer, valorar  y ejercer la política en todas las áreas y dimensiones del desarrollo humano.

2º. Conocer, valorar y defender la dignidad humana y el  Derechos natural e Internacional  Humanitario.

3º. Impulsar la formación de líderes y dirigentes  sociales, laborales, económicos y políticos sobre su responsabilidad de defender y conquistar el derecho a la  vida, el trabajo y al uso racional de los medios de producción  como fuente de riqueza y desarrollo integral.

4º. Profundizar el conocimiento sobre la naturaleza, fines y objetivos de la Democracia Real,  el Estado Social de Derecho y de Justicia y el Estado como garante y gestor del Bien Común.

5º. Ejercer el derecho a la resistencia civil, pacífica y democrática  contra  toda forma   violatoria de los Derechos Humanos, la Independencia y Soberanía  de los Pueblos y Naciones.

Constataciones

No podemos continuar creyendo en las falsas promesas  de  dirigencias política tradicional que durante más de medio siglo ofrecen superar la injusticia social y lo que hemos padeciendo es la guerra, el narcotráfico, el  desplazamiento de millones de familias, la expropiación de millones de hectáreas de tierra, desempleo, pobreza, hambre y la exclusión social.

Es necesario  ser conscientes que la voracidad del capitalismo han sido, es y será  radicalmente opuestas a la dignidad humana,  y que conforme le expropian la tierra al campesino, el salario justo de los trabajadores, les da lo mismo destruir naciones y masacrar a millones de seres humanos.

Los derechos a que tenemos todos los seres humanos  han conquistados por la lucha de los pueblos, entre ellos la Declaración Universal de las Naciones Unidas ONU,  y que solo los pueblos conscientes y organizados somos los responsables devencer el  terrorismo global amenaza con sepultarnos vivos o muertos.

El milagro de la globalización neoliberal

  • En el año 2016, sesenta y dos (62) magantes acaudalados poseían la riqueza equivalente a lo que  posee la mitad de la población mundial de ingresos medios.
  • Al comenzar 2017 ya son  “solo ocho (8) hombres los que acumulan riqueza igual  a  la de tres mil seiscientos (3.600) millones de personas, entre ellos seis estadounidenses, un mexicano y un español, lo que los más ricos del mundo califican el “milagro de la “globalización capitalista neoliberal”.
  • Entre tanto la FAO organismo de las Naciones Unidas ONU, informa que 37 naciones: 8 en Asia, 28 en África y Haití en América Latina,  dependen de la ayuda alimentaria externa, por causa de las guerras, la expropiación de sus riquezas, la sequía, el desplazamiento de millones de personas que están causando  graves hambrunas, siendo los más afectados 4 países de África: Yemen, Sudan del Sur, Nigeria y Somalia y  Nigeria que en conjunto suma  590 millones de africanos subsaharianos viven sin electricidad y cocinan con lo que pueden quemar.
  • La mitad de la población del continente está formada de niños, de quienes hasta un 20% presenta discapacidad por causas del déficit alimentario.
  • Hay cada vez más niños sufriendo de desarrollo físico retrasado como consecuencia de la desnutrición.
  • Las enfermedades como el VIH/sida están dejando huérfanos a los niños y a cargo de sus familias a edades muy tempranas.
  • La malaria causa la muerte de 3 mil niños africanos al día.
  • Con una población pronosticada a duplicarse antes del 2050, no habrá suficientes recursos para todos sin que ocurra un cambio social radical.
  • Problemas de agua y saneamiento cuestan más de lo que estos países reciben en ayuda económica.
  • De todas las personas en el mundo que carecen de acceso al agua, casi el 40% de ellas vive en el continente africano.
  • El hambre es un problema serio, y en África se produce menos comida por persona, donde el terreno promedio es demasiado pequeño para alimentar a una familia.

“Es una amenaza de marginar del desarrollo a nuestras sociedades”, declaró Oxfam ante del Foro Económico Mundial de Davos, en 2017.[1] 

Los ciudadanos de cualquier país del mundo pueden constatar los hechos relacionados investigando lo que está causando  las guerras ejecutadas por el imperio y sus aliados en Afganistán, Irak, Libia, Siria, Yemen, bajo el falso pretexto “ayuda humanitaria”.  (Ver anexo)

En América Latina, la mayoría de los pueblos  hemos sufrido la pérdida   de derechos fundamentales por causa de la violencia institucionalizada surgidas de las políticas y estrategias de las élites acaudalas que históricamente nos han gobernado,  agravada con la implantación  del modelo “neoliberal, libre mercado o globalización” con lo cual han eliminado del Estado Social de Derecho como gestor del Bien Común, la democracia real, la paz y la justicia social.

Están dramática situación dinamizada por el odio y la amenaza de la potencias imperial guerreristas avanza con extremada rapidez al punto que algunos analistas creen que para el año 2050, las tres cuartas (3/4) partes de la población mundial (4.650) millones aproximadamente, estarán por debajo de la línea de pobreza y exclusión social.

Metodología

  1. Toda persona puede ser parte del Proyecto Humanista de Formación Política.
  2. Periódicamente las personas estarán recibiendo información sobre hechos de orden social, económico, cultural, político y medio ambiental.
  3. Si las personas les interesa conocer otros temas, el Proyecto investigará y le hará llegar la información solicitada.
  4. La persona estudiara la información que le interese y evaluara en que le beneficia o perjudica la noticia o suceso y que puede hacer para utilizar o rechazarla.
  5. El Proyecto tiene al servicio un correo electrónico y una página pone a su servicio un correo electrónico y su página  web, donde encontrar documentos relacionados con multiples temas e investigaciones.

[1] .Philippa Pet de Medicos Sin Fronteras, del Reino Unido. – Efe: Adaptación Infografía ETCE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s